sábado, 18 de julio de 2015

¿Y DÓNDE COMPRO COMICS?


¿Y DÓNDE COMPRO COMICS?

Esta es una pregunta que nos hacen con mucha frecuencia y no es precisamente muy fácil de responder. Y esto último se debe a que si bien es cierto hoy puedes encontrar una gran variedad de títulos de diferentes géneros (y no solo el de superhéroes), no es menos cierto que a diferencia de las décadas del 60 al 80 del siglo XX, hoy en día es difícil encontrarlo a la mano.

Y es que en aquel entonces, era posible comprar comics en librerías como Selecciones, Muñoz Hermanos, Oviedo Hermanos o Escobar Hermanos, sin olvidarnos de los recordados puestos de alquiler y venta de revistas en distintas partes de la ciudad. A pesar del esfuerzo realizado en estos últimos años y que han significado la vuelta del comic en español (después de su desaparición de nuestro medio por un largo período entre 1983 y alrededor del 2005), son poquísimos los locales que los ofrecen; por un lado, hay locales que no los aceptan “porque no se venden”, o, en otros casos, el propio proveedor se abstiene de entregarlos en ciertos puntos de venta, por la pérdida económica que significa el que el público saca los comics de sus fundas protectoras (que por algo las tienen), para ojearlos y los dejan allí, muchas veces sin las fundas, por lo que en el manoseo el ítem se deteriora (pastas arrancadas, por ejemplo) y ¿quién se responsabiliza de pagar un comic que ya no sirve?; y, el volumen de ventas aún muy bajo, aparte del tema de impuestos, lo que ahuyenta la inversión en nuevo material.

El caso es más grave en la línea de comic de superhéroes, pues desde que Puntocomic dejó de operar, no hay una importadora que se haga cargo oficialmente de traer esos comics. Este año, y después de al menos 2 años de conversaciones, FOLADEC-Librería Clásica y Moderna, la importadora que trae manga, comic europeo y artbooks, había aceptado y negociado empezar a traer la línea de DC Comics publicada en España por ECC Ediciones; pero, al entrar en vigencia las salvaguardias, decidieron desistir y no traer lo de DC y se quedaron solo con el material que traen habitualmente; pero, en menor cantidad con respecto a la importación del 2014.

Así las cosas, la traída del comic de superhéroes, está al momento en manos de pequeños importadores y distribuidores y también de coleccionistas que, al no poseer presupuesto suficiente, traen cantidades limitadas de esta línea y que es lo que habitualmente se viene ofreciendo en la página y en los eventos del Comic Club de Guayaquil, así como en locales como Librería Bustamante y a veces en Toychan. Y como podrá comprenderse, el seguir trayendo más comics y en mayor variedad, dependerá siempre de que el fanático o coleccionista, apoye adquiriendo lo que llega y así motive y/o exija al importador/distribuidor a que traiga más.

Sin embargo, a veces hay quienes se quedan en que si no hay Dark Knight Returns o Killing Joke o Civil War o la Muerte de Superman, no adquieren algo de lo que hay, por muy bueno que sea. Hace algunos días, publicamos una foto de material conseguido en la XI CONVENCIÓN NACIONAL DE COMICS PLAZA COLÓN 2015 (y que adjuntamos nuevamente), donde con excepción de Leyendas # 18, el resto de los comics no fueron motivo de una búsqueda específica, sino que al visitar los stands, allí estaban, para que un coleccionista los comprara, siendo verdaderas joyas de colección como dos números de los Titanes de Marv Wolfman y George Pérez o el especial de Bobba Fett o el comic con la historia del Canal de Panamá o los 4 primeros números de Fuerza de Choque (Force Works USA). Y así, podemos mencionar no uno, sino el caso de muchos comics, que languidecen en las estanterías o gavetas porque nadie les presta atención, como el caso de los comics de Supergirl escritos por el genial guionista Peter David, a quien nadie les para bola, a pesar del buen argumento. Y es así que cuando vamos donde los importadores/distribuidores a insistirles en que traigan más comics, la respuesta suele ser “¿Usted me pide que traiga más comics? ¡Pero si no se venden los que traigo!”.

Como coleccionista, puedo dar fe que no me interesaba comprar los comics de Capitán Atom, Animal Man, Patrulla Condenada (Doom Patrol) y Escuadrón Suicida que editó Zinco y que en su momento llegaron a Ecuador; pero, en el afán de apoyar el esfuerzo del importador, los adquirí y no me arrepiento de haberlo hecho. Lo mismo con la Supergirl de Peter David, que adquirí todo lo que publicó Vid y lo que esta editorial mexicana no publicó, lo consegui luego en las ediciones de Planeta.

Esta es una pequeña reflexión para llamar la atención del fanático y coleccionista. Si no apoyamos, no nos quejemos luego si algún día, los comics ya no llegan.

¡EL COMIC ES CULTURA Y EDUCACIÓN!
Comic Club de Guayaquil
Facebook: Comic Club de Guayaquil
COMICCLUBGYE en Youtube
Twitter: @COMICCLUBGYE




1 comentario:

Jean Frank dijo...

hola si uno quiere poner una tienda de comic cuales son los proveedores de cómic del país al que se debe acudir cual es la mas confiable.